FOLLOW ME

FOLLOW ME
ON TWITTER

viernes, 27 de abril de 2012

easy

entry-content'>

Que fácil parece el mundo, cuándo siempre que todo te sale mal sabes que hay quien te saca la mejor de las sonrisas. Que bonitas son las noches cuándo tienes en que pensar al dormir y sabes que cuándo el sueño acabe, no habrá una desilusión, ni una caída, ni ningún corazón roto. En esos momentos, en los que la felicidad hace que bajes la guardia, es en los que terminas teniendo esa maldita seguridad de que todo saldrá mal. Y es que a veces, de lo sencillo que resulta algo, terminamos enredándolo y poniéndole un final demasiado rápido. Y yo hoy, solo se que te quiero aquí, dónde las cosas aun son fáciles.






No hay comentarios: