FOLLOW ME

FOLLOW ME
ON TWITTER

viernes, 3 de junio de 2011

dream

entry-content'> Ya ni se lo que quiero, ni si me pierdo o si me encuentro, oigo tus te quiero desde aquí, y me suenan tan lejanos, tan inmundos, ni siquiera un cosquilleo me provocan. Seamos sinceros, los días no pasan lentos y tampoco la ilusión llega día a día, más bien lo hace de golpe, como una caída. Un golpe seco, como los besos robados, como el calor del verano, te hace sentir una presión similar al dolor de estómago. Pero parece que tomé demasiado jarabe, me he autoinmunizado contra la ilusión, esto ya no surge, da igual si tu sonrisa se desborda o si me sorprendes cada noche con una rosa, lo mismo da si los pétalos me los expandes entre las sábanas o si los colocas en mi pecho, da igual lo que hagas, porque aquí sigue esa nada, ese espacio, demasiado grande para llamarse humano, demasiado solitario. Tanto miedo al dolor, a la desilusión que me olvidé de querer, de dejarme un hueco para restablecer lo que un día le di a él, ahora parece que es demasiado tarde.






No hay comentarios: