FOLLOW ME

FOLLOW ME
ON TWITTER

sábado, 9 de abril de 2011

algo especial

entry-content'> Hora de mirar al presente, ser sincera conmigo misma. Se que hubiera ido hasta el fin del mundo con tal de que sintieses cuanto te quería, de que te hubieses dado cuenta que habría hecho hasta lo imposible por verte sonreír aunque eso desbocara mi inconsolable llanto, se que lo que dejaste al irte no va haber quién lo tape y creo que aun no se como hacer para que vuelvas para que yo pueda cerrar esta etapa de mi vida. Se que convivir contigo en mi mente y mi corazón ha sido de todo menos fácil y también se que en estos momentos mi estómago se encoge al mirarme al espejo y ver ese tenue brillo en mis ojos que años atrás nada tenía que envidiar a la luz de la luna. Se que no volverá a ser lo mismo, que no será un "he vuelto", que las cosquillas en mi estómago no se porque no son iguales, pero al menos han regresado, no como tu. Pero he de confesar que tengo miedo, miedo a saber demasiado, a saber que nunca volverá a ser igual, que nunca me ilusionaré como lo hice del mar cristalino que había en tus ojos, que a nadie le volveré a creer un "te quiero" como te lo creí a ti, y es irónico, porque tengo la seguridad de que nadie me mentira como tu lo hiciste, que nadie disfrutará con mi dolor como tu. Tengo miedo a tener la certeza de que si tu volvieras me daría igual el mundo, me darían igual los días, las semanas, los años, para mi sería un "nosotros" de nuevo y para ti solo un "ella" de quién volver a reírte. Pero el futuro esta ahí, haciéndome guiños, dos años ya hacen que huyo de el, le esquivo y me va bien, pero ¿porque negarlo? ya es hora de ser feliz, o quizá solo de intentarlo, porque también he de confesar que un rincón de mi ser, alegado, tapado, y resquebrajado, esta el recuerdo de esas veces en las que volvías en los momentos menos oportunos, quizá mi mente solo busca uno de esos momentos para darte una excusa lo suficientemente buena, una excusa para que me recuerdes, y una excusa a mi misma para que me vuelva a la cabeza que fue lo que me hizo quererte. 

















 La verdad es que estos días el blog esta siendo mi forma de desahogarme ante tanto estrés  y sentimientos confusos...

No hay comentarios: