FOLLOW ME

FOLLOW ME
ON TWITTER

domingo, 20 de marzo de 2011

Pray for Japan, no, más bien, ayuda para Japón y rápido

entry-content'> Espero que esto te llegue, sabes que nunca fui de las que mejor memoria tiene pero las personas me quedan marcadas en el corazón, y tu lo hiciste.
Quiero intentar describirte la sensación que me recorrió el cuerpo al ver las imágenes del terremoto, de intensidad 9 decían todos los telediarios, pero creí que el país estaría preparado, no se, ingenua quizá, creí que no sería así.
Ver el mar rugiendo, reclamando su espacio y comiéndose el mundo, o como las casas se deshacían cual pasta de papel a su paso, erizo mi piel y sinceramente, lo único de lo que me entraron ganas fue de llorar.
Siempre supiste la debilidad que tenia por Tokio, lo veía y lo veo como una ciudad en la que si o si me veo invirtiendo un año de mi vida. Por mi egoísmo de ver una ciudad digna de la admiración mundial, de la admiración de la propia población. No os rindáis nunca, volved a levantar lo que os arrebato la naturaleza porque ella es sabía y lo que no mata hace más fuerte. Pero claro está en este tema, mejor no hablar de muertes, porque sobran...

No hay comentarios: