FOLLOW ME

FOLLOW ME
ON TWITTER

martes, 22 de febrero de 2011

myself

entry-content'> de las que ríe hasta llorar, y llora hasta sentirse mareada, depresiva en soledad y la mas alegre de todas en compañía. De las que se enmascara por no preocupar a los demás o quizá para no ver que a nadie le importa lo que siente, lo que sufre, lo que añora. De las que nunca explota, simplemente guarda, guarda y guarda... puedes patearla o patear su corazón, segun gustes, pero jamas le veras llorar, eso si, podrás tener la certeza de que la almohada se desintegrará ahogada en lagrimas. Sincera, a lo mejor más de la cuenta, e impulsiva, aunque a veces piensa demasiado las cosas. Una cría para algunas cosas, para saltar, gritar y cantar, pero demasiado madura para lo que de verdad importa. Debilucha físicamente pero mas fuerte que un toro mentalmente, capaz de soportar lo que le eches aunque para eso tenga que tragar con mas de lo que jamás creyó que aguantaría. De las que no se preocupa por una uña pero por si acaso siempre esta pendiente de ellas. Superficial hasta decir basta pero en realidad no tanto, no le importan las apariencias aunque se preocupa por ellas demasiado. Siempre con una contestación en la boca, esa boca, que tanto cuida, porque no deja que cualquiera bese "su boca". ¿Y que sería de ella si dejará a cualquiera ser dueño de sus labios?, enamoradiza hasta la medula, se quedaría con los labios agrietados por intentar sacar clavos a base de besos violentos y mordiscos, tapando cada roce con pintalabios y faldas cortas, y por eso, para ahorrarse todo eso, tiene derecho de admisión y muy muy restrictivo aunque de momento no le surge efecto porque aunque sin grietas por el dolor sus labios añoran, añoran profundamente a lo que su corazón aun ama y sus dedos aun desean. Tiene gustos un tanto extraños y es algo bohemia, algo macabra, algo hippie, algo pija, algo macarra, y muy responsable todo junto y revuelto. Es amiga de sus amigos y total esclava de su físico, de los espejos, del que dirán, pero esto último solo le gusta oirlo porque luego cuando entra en su habitación y lo piensa la verdad es que le importa mas bien poco. Adicta a las compras, y a la sonrisa de los suyos, todas las semanas tiene que tener ración intensa de ambas. el chocolate le da lo que en el amor le falta y la soledad le recuerda cada uno de los secretos que guarda desde niña. Prisionera de las palabras, de las tendencias, de la música, de la amistad, de las tardes que no se olvidan, de los sueños, de la fotografía, de las estrellas que se ven en una noche de verano. Prisionera de ella misma.





1 comentario:

Mi Moda dijo...

me gusta tu blog! te sigo! pasate por el mio... y comenta y siguelos si te gusta! un beso
http://modeclau.blogspot.com/